Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Aestella

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Aestella
Aestella-npc.jpg
Datos del NPC
Edad
29
Género
Mujer
Ubicación
Tienda de Aestella,
Cassardis
Le gusta
Flor gigante
Flor de madreselva
Servicios
Tienda
Horario
Mañana
y tarde

Aestella es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

DescripciónEditar

Ella dirige su la tienda de Aestella en Cassardis, la cual nombró por ella misma.

Constantemente se lamenta de no tener una buena selección en su tienda. Siente recelo por los peones como varios otros personajes de Gransys, pero se olvida del asunto tan pronto como el Arisen es reconocido en la capital y comienza a tener múltiples viajes por el reino.

Al parecer vive con Marthena, un personaje que empieza y termina su día en la tienda de Aestella desde la segunda etapa del juego.

UbicaciónEditar

Siempre estará tras el mostrador de su tienda. Es la primera construcción a mano izquierda si se toma el camino del mercado rombo a la capilla. Tiene dos entradas y cierra el negocio durante las noches.

MisionesEditar

ObservacionesEditar

  • Aestella es la única de comerciante de armas de la ciudad.
  • Este personaje está apostado en la barra de su tienda permanentemente, no importa que sea de noche y haya cerrado el servicio. Solamente dejará el sitio durante la misión secundaria en que participa, y se le podría ver dando la vuelta durante su tarea de escolta, de tenerla.
  • Su tienda es el mejor medio para conseguir el equipo más sencillo del juego que supera al inicial, como la espada de hierro, el arma más simple de su tipo que está por encima de la espada oxidada.

FrasesEditar

Primeras frases dirigidas al Arisen:

— Es un milagro que el pueblo no haya sufrido casi daños.
— Si la bestia llega a sobrevolar tierra firme, esta tienda sería un solar ahora mismo. Solo de pensarlo me mareo.
— No tiene mucho sentido seguir abriendo con la poca gente que viene, lo sé… Pero es la fuerza de la costumbre.
— Espero que los que se fueron vuelvan pronto al pueblo…

Estribillos de su tienda:

— Me gustaría tener algo más que ofrecer.
— Aquí siempre eres bienvenida.
Después de Llamada del Arisen:
— ¿Y qué ocurre con los peones? No puedo decir que me hagan mucha gracia.
— No hay manera de saber qué les ronda por la cabeza, ¿eh? Y no me fío de alguien capaz de cumplir órdenes que le llevarán a la muerte, así, sin inmutarse. Es... antinatural.
Durante Un invitado sin invitación:
— Sí, un ladrón anda suelto y la prueba está en las mercancías que me han desaparecido. Incluso tuve ocasión de ver cómo se escabullía tras echar mano a mis mercancías. Fue rápido como un rayo. De no estar tan enfadada, me habría sentido impresionada.
Después de comenzar Que le corten la cabeza:
— ¿¡Una hidra, dices!?
— El bosque está repleto de criaturas: que si hidras, que si el dragón… Algunos nos resignamos a pasar los días entre miedo y oraciones, oraciones y miedo…
— A veces me pregunto para qué hemos venido al mundo, la verdad.
Líneas tras completar Que le corten la cabeza:
— ¿Has emprendido un bonito viaje entonces?
— Qué envidia, pero una chica como yo no puede irse sola de viaje. A solas por esos caminos… No duraría ni una semana.
— Si el dragón viniera mañana, no tendría dónde refugiarme. Así que me quedo; y mientras esté aquí, tendré la tienda abierta.
Después de recibir la Licencia de la Cacería de la Sierpe:
— ¡Bienvenido(a)! ¿Cómo va tu viaje?
— Es lo que siempre digo: yo no podría enfrentarme a los riesgos del camino a solas...
— Y no puedo huir aunque el dragón amenace con venir y esta tierra pueda quedar pronto hecha añicos. Los más débiles nos quedamos sentados y muertos de miedo.
— ¿O crees que soy débil por no haberlo intentado nunca?
]
Después de la audiencia con el Duque:
— Te has reunido con el Duque, ¿no?
— Edmun fue Arisen una vez, según dicen. Emprendió el viaje y abatió al dragón.
— Espadas y brujería... Me suena a mundos de fantasía y cuentos para niños. Pero, ¿quién sabe? Puede que acabes convirtiéndote en duque(sa) antes de que todo acabe.
Después de iniciar Rechaza a la Salvación:
— Mentiría si dijera que el dragón no me asustó... Pero, ¿quién dice que estamos condenados ahora que ha venido a por nosotros?
— Es verdad que un dragón arruinó el oeste de Gransys hace tiempo. Pero el este sobrevivió. El Duque mató a la bestia y salvó el país.
— Creo que no hay un modo fiable de saber si la sierpe nos acabará cazando o no. Así que el dragón supone la misma amenaza que una enfermedad u otra cosa que pueda matar a una persona.
La tienda de Aestella en Cassardis

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar