Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Elvar

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Elvar
ELVAR.png
Datos del NPC
Edad
50
Género
Varón
Ubicación
Cassardis
Le gusta
Filete de bestia
Carne suculenta

Elvar es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

DescripciónEditar

Elvar es un pescador optimista de Cassardis. Es astuto y de gran corazón, como muestra su sorprendente sensibilidad. Es muy devoto junto con su familia. Esta casado con Alethea y Alita es su hija.

UbicaciónEditar

Durante el día está en su casa y por la tarde en la capilla del pueblo.

También trabaja en la playa con su hija Alita.

Su casa no está marcada en el mapa como un lugar en especial, a diferencia de otras casas de pescadores. Está ubicada en el camino principal rumbo a la capilla, es la última a mano derecha si se va subiendo. Queda al frente de la casa de Barten y colinda con la de Valmiro y Alejo.

MisionesEditar

FrasesEditar

Sus líneas durante la misión Noticias lúgubres:
— Espera un momento, por favor. No le pediría esto a nadie más que a ti, amigo… Tengo noticias para Merin… malas noticias. Pero me temo que no me atrevo a dar la cara. ¿Puedes ir tú en mi lugar?
(Ahora no) — Sí… Tienes razón. Debería decírselo yo mismo. No se merece menos…
(Aceptar) — Su hermano está muerto… Sucedió un poco más abajo, en la orilla. Huíamos de la sierpe y él… Cortese se lanzó sobre las garras de la bestia para protegernos. Lo vi… Vi cómo salía despedido por los aires. Lo vi caer al suelo… No hice nada. Me quedé mirando cómo moría el pobre... Estoy tan avergonzado que no me atrevo a mirar a Merin a la cara. Se merece saber lo que ocurrió, pero yo... Por favor, cuéntaselo.
Antes de la misión Un despertar brusco:
— A decir verdad, los dragones no son bestias tan raras y terribles. Cuando nuestro jefe era una pescadilla, el Duque mató una sierpe que apareció cerca de nuestra costa. Visitan el continente de vez en cuando también, o eso dicen los rumores.
— Un dragón es como una tormenta, ¿no crees? Llega de repente, hace estragos y desaparece, tan deprisa como vino.
Luego de Un despertar brusco y antes de comenzar Perdida y hallada:
— Esa horrible criatura… La he visto desde donde me encontraba situado… ¿Qué era? Entonces, ¿te has encargado de ella? Gracias al Creador… Eh… espera un momento… ¿Quina no está contigo? Dicen que salió del pueblo para buscar algo para tu herida. Pensaba que la habías acompañado. Corren tiempos demasiado oscuros como para que una chica se adentre sola en el bosque. ¿Tienes alguna idea sobre adónde puede haberse dirigido?
— El Jefe también está preocupado por Quina. Espero que no se haya aventurado sola por el bosque. Si apareciera otra bestia como esa hidra…
Después de empezar Que le corten la cabeza:
— Así que estás trabajando en el campamento, ¿eh?
— Sí, los tambores de reclutamiento se imponen cuando aparece un dragón. El Cuerpo de reclutamiento habla con audacia, pero es todo teatro. Es evidente que nunca armarán un ejército tan potente que pueda superar a un dragón.
— ¡Ja! Primero el dragón, y ahora la hidra. ¡No hay bestia que esté segura contigo, amigo(a)!
Luego de completar Que le corten la cabeza:
— Las viejas cuentan que nuestro jefe partió para hacer un gran viaje una vez. Sin embargo, el viejo Adaro nunca tuvo poder sobre los peones. En eso lo superas.
— ¿Y qué te parece la vida de Arisen? Espero que te propongas disfrutarla. ¡Y tómate el tiempo de beberte unas puntas con los ciudadanos agradecidos, al menos!
Después de recibir la licencia de la Cacería de la Sierpe:
— Espera, Arisen. Quiero hablar contigo un momento. El pueblo tiene esperanza en ti, sí, pero no te obsesiones con tu misión del dragón.
— La sierpe ya es vieja, y puede seguir esperando. Pero tú... Prométeme que verás mundo mientras seas joven.
Después de la audiencia con el Duque:
— Habrás oído hablar de que el duque Edmun también fue Arisen una vez... En épocas de guerra o de profunda crisis, los Arisen tienen libertad para viajar por donde quieran... Aunque tu carga es pesada, este derecho la compensa. No deberías desaprovecharlo.
— ¡Márchate, amigo(a)! ¡Acaba con esas criaturas inmundas! ¡Defiende a los niños! Que las historias de tus hazañas corran de boca en boca por todo el país. Y, con un poco de fortuna, quizás un día te alces con el título de duque...
— Persigue tu ambición, pero con prudencia. Es como tener un amante inconstante, al fin y al cabo. Las ansias de gloria han hecho rodar más de una cabeza.
Después de La batalla final:
— No puedo dejar de pensar que el dragón quería morir a tus manos desde el principio.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar