Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Mayra

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mayra
MAYRA.png
Datos del NPC
Edad
33
Género
Mujer
Ubicación
Cassardis
Le gusta
Flor gigante
Flor de madreselva

Mayra es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

DescripciónEditar

Mayra es una matrona de Cassardis. Es esposa de Merin y quizá madre de Lewes.

UbicaciónEditar

Mientras el recuerdo del dragón esté fresco durante la primera etapa del juego, pasará el día en su casa y en la capilla del pueblo. Conforme se calmen las cosas dejará de lado sus visitas a la iglesia y se la verá con frecuencia en la zona del mercado, también dentro de la tienda de Iola.

FrasesEditar

Primer grupo de diálogos antes de completar Llamada del Arisen.

— Todo el mundo está convocado en casa del jefe. Incluso mi marido quiere hablar. Pero, a no ser que haga falta plantar un árbol o picar una piedra, no creo que sea de mucha ayuda.
— Merin se había hecho a la mar cuando el dragón asestó su terrible golpe en el pueblo. Yo creo que se avergüenza por ello, en cierto modo. Como si su presencia hubiera podido cambiar el rumbo del destino… Y lo cierto es que, si hubiera estado en casa, ahora sería viuda. Fue mejor que no estuviera. Estos pensamientos son una estupidez mientras otros sufren tanto, pero no puedo evitarlo.
Diálogos posteriores a Llamada del Arisen.
— Nuestro jefe está preocupado. Si hubiera una forma de ayudarlo... Dicen que cuando un dragón aparece trae desgracias a todas las tierras de los alrededores. Conozco pueblos que, después del ataque, han recogido todas sus cosas y han emprendido el rumbo a aguas más seguras.
— Solo huiré si el jefe lo ordena.
Después de iniciar la misión Que le corten la cabeza:
— Así que tú eres el(la) Arisen, ¿eh? Me imagino que pronto partirás en una misión mágica. Volverás, espero… Este es tu hogar, al fin y al cabo.
— Sabemos que tienes deberes que cumplir por todo el continente, así que no te avergüences por tu partida. Además, ¡hará falta algo más que un dragón para que este pueblo se amedrente!
Líneas después de terminar Que le corten la cabeza:
— Bienvenido(a) a casa. Tengo entendido que has estado en la capital, ¿no?
— ¿Y el Duque está armando un ejército para desafiar al dragón? ¿Sabías que su ilustrísima venció al dragón una vez? Le torció el cuello a la bestia con sus propias manos, ¡o eso dicen!
Durante La curiosidad mató al gato:
— ¿Valmiro? Lo vi subido a un árbol, persiguiendo un... pájaro o algo así. Pero de eso hace ya algún tiempo. ¿Ha desaparecido? ¿Otra vez? Por el aliento del Creador, ese chico tiene la cabeza llena de algas... La última vez que lo vi, me habló de explorar las tierras del sur. Apostaría a que lo encontraréis allí, seguramente junto a un bosque o un río, en algún sitio donde pueda perseguir bichos. Solo rezo porque sea algo más que un cadáver cuando lo encuentres.
Después de recibir la licencia de la Cacería de la Sierpe:
— En menudo(a) viajero(a) te has convertido.
— Mi marido está celoso. Sigue soltando disparates sobre lo de ayudarte en tu batalla contra el dragón.
Después de la audiencia con el Duque:
— No te olvides ahora de los que te ayudaron a crecer. ¿Un encargo del propio duque Edmun? ¡Ma-madre mía! ¡Me ruborizo solo de pensarlo!
— Ten cuidado de no forzarte más de la cuenta, ¿eh? Aquí siempre tendrás un hogar para reposar. Hasta la red más fuerte necesita remiendos de vez en cuando.
Después de iniciar Rechaza a la Salvación:
— Aquí los días pasan lentos... El tiempo fluye como un río en el frío del invierno.
— Algunos días me pregunto si el dragón vino de verdad. Parece que fue un sueño febril... Pero entonces te veo y sé que el dragón aún existe, y su fuerza crece a cada día que pasa.
— ¡Claro que temo al dragón! Solo un tonto como mi marido afirmaría lo contrario.
— Sí, Merin dice que no tiene miedo al dragón, pero yo sé la verdad. Solo con ver esas alas, hasta los más valerosos se acobardan.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar