Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Mercedes

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mercedes
MERCEDES.png
Datos del NPC
Género
Mujer
Le gusta
Vino turbio

Mercedes es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

Descripción:Editar

Hija de la dinastía de Marten, es conservadora, con principios, un chicazo con complejo de inferioridad, con un concepto idealizado de los caballeros.

Historia de MercedesEditar

Grende Hearthstone lideraba una compañía de caballeros. Tuvo dos hijos y una hija, Mercedes, y los varones también lideraron sus propias compañías de caballeros. Sin embargo, Grende deseaba que su hija se casara con un noble importante o algún miembro de la familia real de los territorios vecinos para que la casa de Marten adquiriese más poder. Pero cuando alcanzó la edad de casarse, Mercedes pidió que le asignaran su propia compañía de caballeros. Consciente de su falta de experiencia y habilidades para liderar a los demás, se entrenó hasta poderse defender a lomos de un caballo. Fue por entonces cuando apareció el dragón en Gransys. Si alguien de la familia de Grende derrotase al dragón, los Hearthstone se volverían mucho más poderosos. Grende era lo suficientemente prudente como para no ir él ni enviar a ninguno de sus hijos. Sin embargo, debía enviar a alguien cercano a él, preferiblemente que estuviera emparentado con él, o si no los habitantes de Gransys podrían ofenderse. Por primera vez en años, Grende llamó a Mercedes para hablar con ella.

No quería que sus hijos lucharan en primera línea contra un dragón, porque les llevaría a una muerte segura. Sin embargo, Mercedes podía ser perfectamente la representante de los Hearthstone. Además, seguro que la gente de Gransys nunca permitiría que una mujer luchara en primera línea. Sin saber nada de todo esto, Mercedes aceptó gustosa las órdenes de su padre y se marchó a Gransys pensando que por fin contaba con su apoyo y sin conocer sus verdaderos motivos...

MisionesEditar

EquipoEditar

Mercedes lleva equipados tres objetos conseguibles por el Arisen. Prácticamente es posible imitar a la capitana con el peón principal o el personaje jugador:

FrasesEditar

Primeras palabras dirigidas al personaje principal:

— ¿Algo que decir, ser?
— ¿Has venido a alistarte en el Cuerpo? Hmm… ahora que me fijo, tienes una estatura idónea.
— Si quieres presentarte, házmelo saber. No puedo garantizarte que te acepten, pero puede presentarse quien quiera.[1]

Si se le da algo:

— No era necesario.
— Te lo agradezco... Eres muy amable.
Después de terminar Llamada del Arisen y durante Un despertar brusco:
— Me llamo Mercedes. Estoy al mando de los hombres del Cuerpo de reclutamiento. He oído hablar del(la) Arisen. Se dice que puedes controlar a los peones. Yo misma he ordenado a peones que empuñen las espadas y luche[n], pero son un atajo de patosos. Sin embargo, no puedo convocarlos a este mundo como haces tú, ni convertirlos en compañeros de viaje. ¿Qué tipo de magia te permite darles órdenes? ... Bueno, no tiene importancia. El dragón ha venido. Agradeceré ayuda de cualquier tipo, venga de un peón, un(a) Arisen, un granjero o una pescadera. Puedes hacer uso del campamento como te plazca. Quizás debes descansar...
(Ahora no) — Bueno, vuelve cuando te sientas cansado.
— El Cuerpo va a quedarse aquí durante algún tiempo. Cuando hayamos reunido a más hombres, partiremos hacia la capital. Hasta entonces, tienes plena libertad para usar la zona de entrenamiento[2] y la de descanso. ¿Quieres descansar?
(Descansar) — Como quieras. El reposo es fundamental para estar preparado.
— Ahora empiezo a ver de dónde surgieron las leyendas, Arisen. Buen juicio, ágil de pies… Realmente impresionante. En cualquier caso, el Duque deseará tener noticias de este ataque. Esperaba reunir una fuerza más numerosa antes de partir hacia la capital... Pero la cabeza de una hidra y el(la) Arisen que la ha cortado compensan sobradamente la diferencia. No sé lo que puede esperarnos en el paso. Vamos a necesitar tu fuerza. El carro nos obligará a ir despacio. Seguro que no te cuesta mucho reunirte con nosotros.
(Ahora no.) — ¿Cómo, todavía tienes algún asunto pendiente aquí? El tiempo escasea, ser. Una cabeza podrida no es un buen trofeo.
Durante la misión Que le corten la cabeza:
— No sé lo que puede esperarnos en el paso. Vamos a necesitar tu fuerza. El carro nos obligará a ir despacio. Seguro que no te cuesta mucho reunirte con nosotros.
(Aceptar) — Nos encontraremos en el punto de control. Hasta entonces, descansa cuanto puedas. Nos aguarda un largo camino.
— Lo has conseguido... Bien. / Por la hora que es, espero que hayas descansado bien. El(La) Arisen ha amanecido tarde hoy, ¿eh?[3] Nos dirigimos a la capital, soldados. Es posible que el carro atraiga a las bestias durante el camino. ¡Estad alerta! Pero no temáis. ¡Vamos con el(la) Arisen, el(la) aniquilador(a) de hidras!
— No te alejes demasiado, Arisen. Al Duque no le sirves muerto.
— Hemos llegado. Buen trabajo. La cabeza de una hidra es un buen trofeo. Su ilustrísima estará satisfecho con el trabajo del Cuerpo. Mostrad orgullo al pasar por estas calles. ¡Los habitantes de Gran Soren nos consideran héroes.!
— Bien. Hombres, podéis descansar.
Después de Que le corten la cabeza:
— Te enfrentaste a la hidra con la habilidad propia de un maestro, Arisen.
— Parece que no te he juzgado correctamente. Te ruego que me permitas rectificar ahora mismo. Durante los últimos años, una infinidad de villanos ha fingido ostentar el título de Arisen para beneficiarse de ello. Me temo que los rumores de tales fraudes me han llevado a sospechar que tú eras uno de ellos... Te ruego que me disculpes.
Durante Acudid a la corte:
(Una sola vez) — Arisen... Saludos, ser. Al parecer destacas verdaderamente entre nosotros. Algunos se mofaron cuando mostré la cabeza de la hidra. Dijeron que esa hazaña te correspondía a ti en exclusiva. La verdad es que no puedo negarlo. No participé en ella... Es un hecho. Pero, entonces, ¿qué hay del Cuerpo de reclutamiento? ¿Qué sentido tiene nuestra lealtad? No tengo ninguna respuesta que dar a mis hombres... Ni a mí misma.
— Márchate, te lo ruego. Me temo que voy a estar borracha antes del final de la velada.
Después de Acudid a la corte:
— Te has labrado un nombre desde la última vez que hablamos.
— Me temo que debo disculparme de nuevo, ser. Respecto a la derrota de la hidra...
— En las calles se dice que fui yo la que derribó a la bestia.
— No me malinterpretes, le dije a su ilustrísima que fuiste tú solo el que lo hizo. ... Parece que mi nombre se menciona en la historia por oportunismo político.
— No me agrada la política. No es más que una mentira tras otra... Y, en los tiempos que corren, con la amenaza del dragón, ¿quién tiene tiempo para esas memeces?
Como ser amado:
— Te ruego que me disculpes... Podría haber muerto tanto víctima de la vergüenza como del fuego del dragón. Por haberme dejado capturar por la bestia tan fácilmente y por haberte puesto en peligro por ello... lo lamento. Luchaste contra la sierpe en un duelo a muerte. Con extraordinaria honestidad... Y, sin embargo, se desprendía un aire de... familiaridad entre vosotros. Rozabais la afinidad. No albergo la falsa ilusión de que yo podría haber sido de ayuda si hubiera empuñado una espada. Además, el aura que impera mantenía alejado a cualquier intercesor. Casi sentí envidia al ver que compartías un vínculo con la bestia y estabas al mismo nivel que ella. Te reugo que no te ofendas cuando afirmo que detecté un parecido entre el dragón y tú. No sabría explicar en qué consiste exactamente esa similitud... Pero ambos sois algo extraordinario. Único. Sé perfectamente que, por más que me esfuerce, nunca estaré a la altura para poder ayudarte, Arisen. Solo puedo creer en ti y esperar. Y eso haré. Te ruego que vuelvas con vida.

NotasEditar

  1. Estas palabras contrastan con las de Ser Berne: "Los hombres del Cuerpo de reclutamiento nunca rechazan a los entusiastas." Esto sugiere que Mercedes es arrogante, además de orgullosa.
  2. Aquí Mercedes recuerda al jugador sobre la misión La unión hace la fuerza, la cual de no haberse completado será imposible de continuar si se descansa.
  3. Es posible alcanzar el convoy inmediatamente y recibir otras palabras de parte de la capitana Mercedes.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar