Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Mirabelle

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mirabelle
MIRABELLE.png
Datos del NPC
Edad
25
Género
Mujer
Le gusta
Flor solitaria
Flor de lava

Mirabelle es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

DDWiki.png

FrasesEditar

Durante Acudid a la corte:
— Me llamo Mirabelle, ser. Soy la dama de compañía de mi señora, Aelinore, que ha llegado aquí hace poco como esposa de su ilustrísima. Ahora es duquesa. Es un placer conoceros, Arisen.
— Mi seño... eh, la Duquesa y yo venimos de Melire, que está al norte, en Auldring. Todo un viaje hasta estas tierras extranjeras para casarse. Me refiero a la señora Aelinore, no a mí. Yo no estoy casada. Pero así es, ¡acaba de llegar en calidad de esposa y ataca el dragón! Es mala fortuna donde la hayas, ¿no creéis?
— Mi... la Duquesa nunca ha gozado de buena fortuna. Ni siquiera de niña. Yo creo que mi señora debería aprender a ser más franca cuando habla, si me permitís el comentario. Siempre es demasiado amable. Tiene demasiadas ganas de complacer. Y, por ello, siempre le ha tocado conformarse con la peor parte. Incluso en el asunto de este matrimonio. Sí, el Duque Edmun es el héroe que en su día venció al dragón... Pero de eso hace ya mucho, si me permitís decirlo, y no tiene un semblante por el que perder el sentido... ¡Oh, estoy hablando más de la cuenta! Tenéis aspecto de plebeyo(a), Arisen, y me temo que eso me ha soltado la lengua. En boca cerrada no entran moscas, como reza el proverbio. Voy a cerrar la mía un rato.
— Tenéis aspecto de plebeyo(a), Arisen, y me temo que eso me ha soltado la lengua. En boca cerrada no entran moscas, como reza el proverbio. Voy a cerrar la mía un rato.
Tras el nombramiento:: — Saludos, Arisen. ¿Os habéis encontrado con mi seño... la duquesa Aelinore?: — Es bella, ¿verdad? En la corte de Meloire, todas la conocían por su hermosura. He tenido el privilegio de ocuparme de ella desde que era una niña, y la halago como si fuera de mi propia sangre.: — Y tener que ver a la niña de mis entretelas casada en una tierra extraña... Merecía una gran ceremonia de boda. Una gran fiesta, al menos. Pero, con la amenaza del dragón, no es momento de grandes eventos... ¡Mi señora siempre ha tenido muy mala fortuna!: — Y por si no fuera suficiente con tener una boda austera, últimamente el Duque apenas le reserva tiempo para hablar con ella. Claro, el dragón le ha traído asuntos más importantes que atender, pero aun así... Él ya es viejo, pero no es correcto tratar así a una recién casada, si me permitís la apreciación.

Si se le da algo:

— Oh, sois muy amable.
— ¡Oh, por favor! ¡Muchas gracias, ser!
Después de Acudid a la corte y haber encontrado a Aelinore:
— ¿Arisen? ¿Ser? Con vuestro permiso, ser. Traigo un mensaje de mi señora Aelinore. Desearía hablar con vos, ser... en privado, si sois tan amable. Algunos... arquearían una ceja ante una petición como esta, considerando los votos de mi señora al Duque... Seguro... ¡Perdonadme, Arisen! Tengo que aprender a medir mis palabras cuando estoy ante personas distinguidas. Os lo ruego, reuníos conmigo en los jardines del castillo esta noche.
— Debéis saber que sois la primera persona en la que mi señora ha confiado desde su llegada a este lugar. Supongo que deseará tratar muchos asuntos con vos. Así que, sí, en efecto... Os ruego que me busquéis en los jardines del castillo. ... Si sois tan amable, por supuesto, ser.
— ¡Alabado sea el Creador, habéis venido, Arisen! Oh, es fantástico, absolutamente maravilloso... O-os pido disculpas, ser. Disculpad las divagaciones de esta sirvienta en una misión tan extraña. Es solo que... Debéis saber que la petición de mi señora de veros es algo excepcional. Realmente, es la primera vez en todos los años que llevo a su servicio. Confío en que comprendéis lo delicado de la situación. Mi señora es una mujer casada, no es necesario que os lo recuerde... Y, bueno... Incluso una conversación inocente podría malinterpretarse si alguien se enterara. Os lo ruego, Arisen, sed sigilosa. ¡Y tened cuidado de que nadie os encuentre de visita en las habitaciones de mi señora!
— No os preocupéis por su ilustrísima, Arisen. No ha puesto un pie en las habitaciones de mi señora desde la noche de bodas. Aun así, sus guardias permanecen siempre atentos. Tened cuidado de que no os descubran.
Después de la primera ronda de Órdenes Reales:
— ¡Ah, el(la) buen(a) Arisen ha regresado! Saludos, ser. ¡Bienvenido(a)!
— A pesar de vuestros viajes, siempre venís a visitarme. Es muy amable por vuestra parte, de verdad. ... Solo bromeo, ser. Sé que venís a hablar con mi señora Aelinore.
— Como os he dicho en otras ocasiones, su ilustrísima ha dejado muy sola a la señora desde que se casaron. Supongo que, para él, ella es solo una más de toda una colección de esposas, pero, para ella... ¿Eh? Y a todo eso hay que sumarle que ella viene de fuera y no conoce a nadie.
— Que vengáis a visitarla con tanta frecuencia es un alivio para ella, no os quede duda. Y os he de confesar que la mirada de la señora brilla cuando habla de vos. Vuestra compañía es una bendición. Y más para ella, tan lejos de sus familiares y amigos.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar