Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Quina

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Quina
QUINA.png
Datos del NPC
Edad
22
Género
Mujer
Ubicación
Cassardis
Abadía
Le gusta
Flor de mediodía
Flor del trono divino

Quina es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

Quina vive en la casa del Jefe Adaro y es amiga de la infancia del Arisen. Es muy compasiva y comparte con el protagonista la impulsividad.

HistoriaEditar

Los padres de Quina eran una muchacha de la fe de los curanderos y un pescador algo tosco, como todos; uno de tantos que mantenía en pie el pequeño pueblo pesquero de Cassardis. Quina apenas veía a su padre, por lo que prácticamente la crió su madre, cuya ternura la influenció en gran medida. A consecuencia, los demás niños solían meterse con Quina. Tú eres la única persona en Cassardis que no se metía con ella, y no solo eso, sino que la defendías. Al haber perdido a tus padres cuando eras joven, no dudabas en ayudar a Quina y a su madre, y poco te importaban los reproches o que pudieran pegarte. Por eso, la joven muchacha te consideraba prácticamente un héroe. Cuando los demás chicos empezaron a meterse contigo por defenderla, la dócil Quina empezó a buscar la manera de pagarte por todo lo que habías hecho por ella.

Tras morir sus padres y quedarse sola en el mundo, Quina se convirtió en una joven hermosa y comenzó a aprender los conceptos básicos de la magia curativa. Los habitantes de Cassardis, que mayormente vivían en el mar, sufrían con frecuencia lesiones tanto leves como graves. Quina curaba a los pescadores sin cobrarles y a veces incluso se quedaba a su lado y los atendía hasta que recuperaban la salud. Quina se convirtió en alguien fundamental en el pueblo y muchos comenzaron a elogiarla por su amabilidad y piedad y por adquirir poderes curativos para ayudar a la aldea. Sin embargo, el verdadero motivo por el que había decidido adquirir estas valiosas habilidades fue para poder curar a la persona que más le importa en este mundo: tú, que siempre acababas lleno de moratones y golpes en tus aventuras. Tú, el mismo al que habían pegado puñetazos y patadas por protegerla cuando era niña. Quina aprendió la magia para ayudarte; sin embargo, todos sus esfuerzos parecieron ser en vano cuando decidiste marcharte de Cassardis. Empezó a cuestionar qué hacía en la aldea, e incluso lo que ella misma valía. Por segunda vez en su vida, ha elegido un nuevo camino, por el bien de su único y verdadero

Lugares y participaciónEditar

Quina es de los personajes que cambian bastante de comportamiento y de ubicación a lo largo de la historia.

¡Spoiler!


Para dar un seguimiento completo del personaje, de clic a mostrar. Por favor, lea con moderación o absténgase de continuar:
Detonador Área Ubicación
Inicia el juego: Cassardis Estará en su casa por la noche y por la madrugada o temprano, poco después de abrirse las puertas. A lo largo del día visitará el mercado, la capilla del pueblo y el camino central de Cassardis.
Durante Perdida y hallada: Bosque de la Bruja; Cassardis Funcionará como acompañante solamente dentro del área de la misión. Tras pasar la fase correspondiente, pasará a andar por el pueblo.
Se recibe la licencia de la Cacería de la Sierpe: Cassardis y Abadía Durante un breve periodo de tiempo, Quina practicará la bipartición, y estará merodeando en el pueblo y entre monjas.
Se completa una de las misiones de la Cacería de la Sierpe: Abadía Estará caminando dentro del perímetro de la abadía, o dentro de su capilla.
Después de tener la audiencia con el Duque: Abadía Estará anclada a la pequeña parcela de flores de la misión Talento floreciente.
Después de Talento floreciente: Abadía Recuperará su conducta de andar libremente por la abadía.
Durante Un regalo de despedida: las catacumbas, Abadía Funcionará como acompañante solamente dentro del área de la misión. Tras pasar la fase correspondiente, pasará a andar por la abadía.
Después de Un regalo de despedida: - No estará disponible
Después de La batalla final: Abadía Recuperará su conducta de andar libremente por la abadía.
  • La tarea de escolta de Quina y su definición como ser amado sigue las reglas y consecuencias típicas de otros NPCs.

MisionesEditar

QUINA.jpg
Misiones en las que participa Quina:

FrasesEditar

Primeras palabras de Quina, antes de completar Llamada del Arisen:

— Por favor, no te esfuerces más de la cuenta. Me preocupo por ti.
— El jefe dice que tu herida podría ser una maldición del dragón. Si es cierto, no conozco el remedio. Pero debe haber un modo…
— No eres el único que ha sufrido la fruia de la sierpe, amigo mío. Ha habido muchos heridos. Otros… Algunos no tuvieron esa suerte. Todo el pueblo estaba preocupado por ti. Les alviará saber que ya estás de pie. Quizá deberías ir a ver a la gente, si te encuentras bien.
— ¡Tú luchando por el pueblo y yo, mientras, aquí de brazos cruzados! Me siento inútil
— Me horroriza pensar qué habría sido de nosotros si no hubieras tenido el valor de desafiar al dragón. Nuestro pueblo estaría ahora reducido a cenizas, o flotando a la deriva en pedazos… Te… te agradecemos mucho el sacrificio que has hecho.
— Gracias al Creador que tu hogar quedó en pie. Aunque me alegra poder decir que la mayor parte de los daños causados por el ataque ya están reparados.*
— Hemos enterrado a los muertos en la iglesia. Anda, concédeles una última oración.
— Me temo que sabemos muy poco sobre tu afección… Sólo te pido que no hagas locuras mientras te estás recuperando. Ten cuidado.
Después de completar Llamada del Arisen:
— Alivia mi corazón ver que aquellos que escaparon del dragón regresan.
— ¿Cómo tienes la herida? ¿Todavía te molesta? El jefe está preocupado... Dice que estás pensando en abandonar el pueblo...
— He pensado en la herida que te hizo el dragón. A veces, cuando cae la noche y me abandona el sueño, temo que... te haya cambiado, en cierto modo. Sé que es un disparate, pero no puedo evitarlo. Si alguna vez abandonas el pueblo, culparé a esa herida.
Palabras especiales por concluir Entrega floral:
— Benita me ha contado lo de las flores que conseguiste para los heridos. Tan atento(a) como siempre, amigo(a) mío(a).
Frases durante a la misión Perdida y hallada:
— ¡Oh! ¿Qué haces…? ¿Has venido en mi busca? Te pido disculpas. No deseo causarte preocupaciones. Pero tenía que venir. Una bruja habita este bosque… una que entiende el idioma del dragón. Si consigo encontrarla, le pediré que me ayude a curar tu herida. ¿Me acompañarás? Esta niebla trae malos presagios... Iría más tranquila contigo a mi lado.
— Hace tiempo, la bruja de este bosque era amiga de nuestro pueblo. Pero, con la llegada de la Fe, huyó de allí por miedo a ser acusada de herejía.
— Esta niebla me confunde… ¿Siempre es así en este bosque? Es como si el propio aire se esforzara en bloquear nuestro camino.
— Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que la bruja visitó el pueblo… La verdad es que no estoy segura de que siga viviendo aquí. Pero, aunque descubramos que se ha marchado, debemos tener fe. Debe de haber algo por aquí. Alguna pequeña pista…
— Ahora comprendo por qué este bosque se llama el bosque de la Bruja. No solo es en honor a la bruja que buscamos… La gente del pueblo hace bien en temer este lugar.
— A veces me siento como un barco que navega contra corriente… Juré que curaría tu herida y, sin embargo, ahora sé menos de ella que al principio. ¡No puedo quedarme de brazos cruzados mientras tú te arriesgas por salvarnos! Tiene que haber una forma de ayudarte, aunque solo sea un poco.
Frases después de completar Que le corten la cabeza:
— ¿Cómo tienes la herdia? Tienes mejor aspecto que antes.
— ¿Has estado trabajando en Gran Soren todo este tiempo? ¡He oído hablar de tus andanzas desde el amanecer hasta medianoche! Ojalá pudiera serte de más ayuda…
— Se lo oí decir a ser Auster… La Fe ha puesto todo su empeño en aprender todo lo que se sabe del dragón. No obstante, no nos han llegado todos los descubrimientos que ha hecho la Fe. Están demasiado ocupados con sus estudios para enviar noticias a pueblos como Cassardis, seguro... ¿Quizás una visita a la Gran Catedral del continente nos daría las pistas que necesitamos?
Después de recibir la Licencia de la Cacería de la Sierpe[1]:
— Necesito información acerca del dragón, y sobre tu herida también. Así que vengo buscando remedio para tu enfermedad.
— Hablé sobre ti a la Fe, pero no conocían ningún remedio. Ya solo me queda esperanza en la oración. Y me temo que el Creador solo contesta cuando Él lo cree conveniente.
— Al contrario que otros, te has tomado el papel de Arisen muy a pecho, ¿no? No pienso amilanarme. Si este es mi papel, lo llevaré a cabo con todo mi empeño.
— Deseo completar mi formación hasta el final y hacerlo sin ayuda. No puedo pedir ayuda mientras tú luchas por salvar el mundo. Por favor... Déjame hacer lo que debo.
Después de la audiencia con el Duque:
— ¡Has venido! Vine aquí a la abadía con la esperanza de que me consideraran digna de enviarme a la Gran Catedral de Auldring... No hay ningún otro lugar que albergue tantos conocimientos sobre el dragón.
Antes y durante Talento floreciente:
— Durante mi estancia aquí, me preparo para convertirme en una hermana de la Fe. Tengo que recoger flores. Dicen que tengo talento como sanadora. Que si me esfuerzo lo bastante, yo... Dicen que aprenderé a conceder bendiciones a otros por medio de flores. Me temo que no se me da bien juzgar ese tipo de cosas... De todas formas, ¿qué me dices?
(No aceptarla) — Me imaginaba que no... Nunca has tenido mucho interés por las flores. Aun así, mi oferta sigue en pie. Ven a visitarme si cambias de idea. Te agradecería la ayuda con mi formación.
— ¿Qué me dices? ¿Te apetece una bendición de flores? ¿Me harías el favor de entregar esto a alguien para ayudarme con mi formación?
(Aceptar la flor) — Se dice que una bendición de flores deja al receptor unundado de un sentimiento de felicidad. ... ¿Ha habido suerte? Aunque, a decir verdad, a quien debo convencer de mis habilidades es a la madre superiora y a los sacerdotes. He de demostrarles que tengo aptitudes para ser sanadora. Pero, como te he dicho antes, no sé muy bien qué esperar... ¿Puede pedirte que le des una flor a alguieny que me cuentes su reacción?
— Le darás esa flor a alguien antes de que se marchite, ¿verdad? He rezado tanto sobre ella que incluso la madre superiora se llevaría un susto. Solo espero que le llegue la bendición al receptor...
— ¿Has entregado la flor? ¿Y qué ha dicho el padre? ¡Entonces reconocen mis habilidades como sanadora! Sabía que hacía bien en venir aquí. Si sigo a este ritmo, estoy segura de que me concederán el traslado a la Gran Catedral. ¡Te juro que lo conseguiré! ¡Entonces, aprenderé más cosas sobre el dragón para ayudarte en tu viaje!
Después de Talento floreciente:
— Solo me llegan rumores negativos... Los hombres murmuran que los Arisen son mero forraje para el dragón... Que solo servirás de sacrificio, para que otros midan la fuerza del dragón. Dicen que eres simplemente un instrumento, como los peones.
— Dicen las malas lenguas que todos te han tomado por un pelele. El Duque. El dragón. E incluso otra fuerza, más poderosa y siniestra... Cuando oigo cosas así yo... no sé cómo responder. El corazón se me encoge en un puño.
— Seas Arisen, héroe(eroína) o ninguna de las dos cosas, tanto me da... Yo solo deseo verte de vuelta sano(a) y salvo(a).
Durante Un regalo de despedida:
— ¡Oh! Yo... no esperaba encontrarte aquí. Aunque, la verdad, bien podrías decir lo mismo de mí. Lo siento, yo... sé que te preocupas por mí... Pero tengo buenas noticias: por fin me han dado permiso para ir a la Gran Catedral. La preocupación por tus penurias ocupa mis días, pero es posible que ahora pueda descubrir alguna forma de ayudarte. Todo lo que la Fe sabe sobre el dragón se halla en la Gran Catedral. Yo... espero que apoyes mi decisión de ir allí.
(Una sola vez) (Así es[2]) — Gracias. Siento que debo ir... tanto por ti como por mí misma. En el fondo de mi corazón, siempre he sabido que me apoyarías. ¿No es esa la razón por la que has ayudado a la hermana Clarus a reunir los elementos para una bendición? Sí, me he enterado. Pero no le cuentes que lo sé, por favor. Le gustan tanto las pequeñas sorpresas... Me gustaría que no te alejaras. ¿Vamos?
(Una sola vez) (No) —
— Nos veremos en la abadía pronto. Que el Creador te conceda premura.
Después de La batalla final:
— ¿Una gran sima hacia otro mundo? ¿Serán esas fauces el origen de estos tiempos aciagos?
— Creía que tu obligación como Arisen terminaría cuando vencieras al dragón... Pero parece que el destino aún te depara más.
— Cuando partiste, temía que no volvieras, pero se ha demostrado que mi miedo era infundado. Sin embargo, ahora aparece una nueva amenaza y de nuevo crece mi preocupación.
— Prométeme que harás todo lo posible por volver... Somos tus amigos, tu familia. Y este es tu hogar.

NotasEditar

  1. Estas frases están relacionadas con la Abadía. Durante este periodo, Quina aparecerá en dos lugares diferentes a la vez, posiblemente por un error en la programación. Sin embargo, no tiene repercusiones que afecten negativamente la jugabilidad.
  2. Esta respuesta es un requisito para obtener la máxima recompensa de la misión.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar