Fandom

Dragon´s-dogma wiki

Rorric

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Rorric
RORRIC.png
Datos del NPC
Género
Varón
Le gusta
Filete de bestia
Carne suculenta
Horario
A todas horas

Rorric es un NPC en Dragon's Dogma y en DD: Dark Arisen.

Rorric es un hombre mayor generalmente de buen humor. Pasa el rato con amigos o meditando. Tiene un problema de alcoholismo.

UbicaciónEditar

Cuando no charla con Heraldo, en la esquina de la posada de Pablos, deambula de día a lo largo de Cassardis hasta que se queda contemplando una vista en las alturas. Por las noches se la pasa bebiendo en la taberna de Inez.

Durante la misión Más problemas en las profundidades estará haciendo guardia en su escondite.

MisionesEditar

FrasesEditar

Primer grupo de líneas, antes de la misión Que le corten la cabeza:

— Alabado sea el Creador, la moza del bar ha vuelto. ¡La taberna vuelve a estar abierta!
— Pregúntale a Inez qué le ha hecho volver a Cassardis, y te dirá que sus clientes. ¡Pues bien, no hay nadie que le hay sido más fiel que yo durante todos estos años!

Si se le da algo:

— Ah, perdón por la molestia.
— Qué derroche, amigo(a).
Conversación especial durante la misión Problemas en las profundidades:
— He oído que fue un soldado el que abrió el pozo, cuando buscaba un lugar donde esconderse de la sierpe. ¡Bah! Y ahora ha visto algo ahí abajo que le ha dado un susto de muerte. Le agradecería que mantuviera la boca cerrada. Yo utilizo ese pozo y no necesito que llame la atención sobre él...[1]
Palabras una vez que inicia Que le corten la cabeza:
— Que venga el dragón y los catastrofistas griten de desesperación. ¡A mí, que me busquen en el bar! Como dice Inez: "¡Los hombres solo necesitan beber, cantar y acostarse acompañados!"
— Ahora que lo pienso, hace tiempo estuvo merodeando por el pueblo un hombre extraño. Llevaba una capucha harapienta. Parecía un tipo curioso. No he vuelto a verlo[2].
Líneas durante Más problemas en las profundidades:
— ¿Hola?
— ¿Me oye alguien? ¡Ayudadme, por favor!
— ¿No hay nadie?
— ¡Algo malo pasa en el pozo!
— Ese lugar hace que se te ericen los pelos de la nuca, ¿verdad? Y con razón. Había pensado remojarme el pescuezo con un poco de aguardiente, a salvo de miradas indiscretas, ¿sabes? Entonces oí un rumor espeluznante que venía de más allá. En contra de mis instintos, me adentré un poco para echar un vistazo... En efecto, eran monstruos... Un montón de ellos. No puedo permitir que rodeen el pueblo criaturas como esas, así que me quedé aquí para contenerlos. Fue una suerte que pensara en echar un traguito... La verdad es que me alegro de verte. Mucho me temo que las bestias exceden la capacidad de este anciano. ¿Puedes ir a expulsarlas de allí, amigo(a) mío(a)?
(Ahora no) — Si te demoras demasiado, las bestias caerán sobre el pueblo, amigo(a) mío(a). Tómate el tiempo que necesites, pero no más.
— A buen seguro, no cederás este lugar a las bestias, ¿no? Es cuestión de tiempo que salgan del pozo para cazar. Te pido que las hagas parar por la espada, por el bien del pueblo. … Y que me guardes el secreto sobre la bebida, por el mío.
(Aceptar) — Muchas gracias y que tengas buena suerte. No dejes ni una viva. El camino que se abre más allá es enrevesado y peligroso. Toma, amigo(a). Esto te protegerá. Ten cuidado.[3]
— ¿Mm? Entonces, ¿las bestias están muertas? ¡Una noticia fantástica! Dormiré más tranquilo sabiendo que ya no hay criaturas como esas reptando por debajo del pueblo. Toma, aquí tienes una pequeña muestra de mi gratitud. Ahora iré a buscar otro sitio tranquilo para echar un trago...
— Fíjate bien en lo que te digo, no me verás bajar a otro pozo en la vida. He aprendido la lección.
Después de Que le corten la cabeza:
— Todos los días hago guardia, y después bebo hasta que no me tengo en pie, como siempre. La visita del dragón no ha cambiado nada de eso.
— Un hombre de mi edad no tiene de qué preocuparse. Mientras tenga una copa en la mano y una bonita moza por la que brindar, ya puedo morir tranquilo. Inez todavía es joven. Ruego que la sierpe la deje vivir, al menos. No es que nuestros destinos estén sellados ya.
Después de recibir la Licencia de la Cacería de la Sierpe:
— Es la idea de venir al bar lo que me salva de la jornada de trabajo.
— Si tuviera tu edad, huiría. Y me llevaría a Inez. Huiría... o me enfrentaría a la bestia para matarla por mí mismo, como tú. La última vez que vino un dragón a Gransys, yo no era más que una pescadilla.
— Ahora que la sierpe ha vuelto, yo estoy mayor. Supongo que no nací para ser un héroe.
Después de la audiencia con el Duque:
— ¿Cómo va tu viaje? Me encantaría escuchar tus aventuras frente a una cerveza.
— Recuerdo que el viejo Adaro quiso iniciar su propia Cacería de la Sierpe de joven. Y aunque no seas de su sangre, es como si fueras su hijo(a), es innegable.
— Claro, que en la última Cacería de la Sierpe, Adaro no era más que una pescadilla, como yo. Ambos tuvimos que quedarnos en el pueblo.
— Ahora, cada vez que el viento nos trae noticias de tus hazañas, saca un poco más de pecho. No hay hombre al que le guste más fanfarronear que a un padre orgulloso. ¡Y te lo dice un borracho!
Después de iniciar Rechaza a la Salvación:
— Lo noto en mis viejos huesos... No tardará mucho. La bestia se está moviendo.
— Inez y los demás llevan la situación lo mejor que pueden. No es que no tengan miedo a la muerte. Es que es demasiado abrumador para entenderlo. Nadie sabe qué hacer.
— Y yo no soy una excepción... Me avergüenza decirlo, pero, a pesar de mi edad, no sé casi nada de dragones.
— Somos como hojas, atrapadas en el vaivén de las olas. Puede llevarnos a la orilla o a alta mar, es una marea más fuerte que nosotros la que decide nuestro destino.

NotasEditar

  1. Este interés en el pozo es el anuncio de su participación futura en Más problemas en las profundidades.
  2. La descripción coincide con la del Elysion. Puede servir como pista para los jugadores que se perdieron del evento cinemático opcional que puede haber cuando el jugador regresa a Cassardis después de completar la Llamada del Arisen.
  3. Entrega al jugador cinco bombas de mano.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar